Español (Español Intenacional)Deutsch (Deutschland)English (United Kingdom)

FOLGEN SIE UNS

TwitterFlickrFacebookYoutube

NEWSLETTER

CULTIVAR PAPAS EN CASA
Geschrieben von: Administrator
Sonntag, den 22. Februar 2015 um 12:00 Uhr
PDF Drucken E-Mail
There are no translations available.

Con este efectivo método, se pueden cultivar patatas en terrazas, balcones, patios y cualquier sitio en el que tengamos nuestro espacio para la huerta urbana.

Existen multitud de variedades de patatas que se pueden cultivar según el espacio donde las vayamos a plantar, si hay mucha luz o incluso el tiempo que tarda en producir.

Se pueden plantar a lo largo de todo el año, pero en los sitios que hay heladas es mejor empezar a plantarlas en primavera.

1. Material necesario:

Este experimento requiere un saco de tela o fibra. Se puede conseguir comprando un saco de patatas o simplemente con el pienso de algunos animales, como el caballo.

Necesitamos tierra que sea no sea arcillosa ( color rojo) sino que sea suelta. Le podemos aportar un poco de arenatambién. ( 3 o 4 puñados). No es necesario que la compren sino que reutilicen la que ya tienen.

Hay que aportar un 50% de humus de lombriz. Si no tienes, puedes aportar estiércol seco, más o menos un 30% del saco, para que no se nos quemen las plantas.

Humus líquido de lombriz, lixiviado de lombriz o agua para regar.

2. Proceso:

Doblamos el saco por los bordes hasta conseguir el tamaño que queramos para plantar. ¿Y porqué no llenar el saco del todo? Pues porque según vaya creciendo la planta hay que ir añadiendo tierra para que nos de mayor producción. Esta técnica se llama aporcar.

Añadimos 30 cm de tierra sin terrones ya mezclada con el humus y la arena, vermiculita o perlita es opcional. Ponemos 4 o 5 patatas formando un circulo alrededor del saco y tapamos con 10 cm de tierra. Las mejores patatas para plantar son las que sean más bien pequeñas o si no tenemos podemos partir en dos una grande. Para que geminen antes, es mejor plantar las que ya tienen brotes, suelen ser patatas viejas, aunque esto no es indispensable.

Cuando vaya creciendo la patata hay que ir tapando el tallo con tierra, dejando siempre el ápice (parte superior con hojas), por fuera de la tierra. De esta forma la planta generará más tallo y más raíces con tubérculos. Esta es la idea principalmente.

Cuando lleguemos al borde del saco o a pocos cm dejamos que la planta siga creciendo sin enterrarla más. Después de echar las flores, la planta se secará, es aquí cuando ya se pueden recoger las patatas.

papas-sacos2

¡¡Atención!! Las flores de las patatas echarán una especie de fruto parecido al tomate, pero no se puede comer pues es venenoso.

3. Riego:

Regar 2 veces a la semana, y sin excedernos, simplemente hay que mantener la tierra húmeda.

4. Abonado:

Aplicar un puñado de humus de lombriz cada dos semanas pues le aportará nitrógeno que hará que crezca la planta y los tubérculos. No pasarse pues atraerá más plagas.

Té de plátano para aportar potasio que es fundamental para resistir a las heladas, sequías y a las plagas. Aplicar 2 o 3 veces muy poca cantidad, de manera pulverizada. Cuando empiecen a salir los primeros brotes, cuando esté un poco más crecidita y cuando empiece a florecer.

5. Plagas y malas hierbas:

Muchas de estas plagas ya están explicadas en este enlace y en cuanto a las malas hierbas podéis poner un acolchado de paja.

6. Recolección:

Después de secarse las flores, comienza a secarse la planta y  a ponerse amarilla, es la hora de recoger la cosecha. Podemos romper el saco con cuidado para no picar las patatas o simplemente escarbar con precaución para evitar dañar el tubérculo. Si hay patatas fuera de la tierra, se pondrán verdes y estas son venenosas. Las podemos usar para plantar.

papas-sacos1

Fuentes:

Zuletzt aktualisiert am Mittwoch, den 18. Februar 2015 um 12:59 Uhr
 

Kommentar schreiben


Sicherheitscode
Aktualisieren